Anecdotario

viernes, 17 de julio de 2009

Hace una vez en un estado muy lejano al de mi nacimiento, una ciudad en la que no podía correr ni bañarme por las mañanas con agua fría y en la que no existían los guineos morados ( Coyoacán, D.F.), y en la que yo vivía en un lugar muy pequeño con mi familia, ocurrió un evento que nunca me pude quitar de la cabeza. Un día una amiga de mi mamá llamada Nuvia llego de visita, no recuerdo a detalle pero el caso es que ella llevaba una bolsa con unas cosas y en especial un dulce, lo saco y lo puso en la mesa, era cuadrado y de color rojo, parecía gelatina pero mas dura, Nuvia partió un pedasito y me dio a probar, nunca supe que era, pero recuerdo que me gusto mucho, me fascino, yo pedía y pedía mas pedasitos, hasta que mi mamá me regaño, pues no es bien visto una niña tan molona con los dulces, sobre todo por aquello de la caries y eso de que los padres se preocupan mucho por la alimentación. Hace un par de años acompañe a una amiga a comprar a Bodega su despensa, pasamos por donde venden jamón, queso, salchicha etc. Y vuala encontré ese suculento manjar que deleito mi paladar a los 7 años, se llama ate de membrillo y hoy me encuentro con una rebanada del doble de tamaño que la de Nuvia, y toda para mi sola, es un recuerdo muy dulce. Es raro porque recuerdo muy pocas cosas de mi infancia en el D.F.


Podríamos esperar a que pase el invierno,

podríamos marcharnos después de ver la nieve,

después de ver la pista de hielo,

después de ver a la gran orca,

no me gusta este lugar para crecer,

no hay un cielo azul ni las nubes me hablan,

no veo caballos en los muros,

no están mis juguetes, mi abuelita

no esta mi Huhuetán cerquita,

quiero un pastel mamá,

para recordar mi casita,

mis manualidades del jardín

mi maestra favorita,

aquí solo me gusta el parque de los coyotes,

los juguetes que vi en la tiendota esa,

los paseos al acuario y la maestra Blanquita,

que me dice siempre, hola chaparrita

cuando entro al salón solita.


No me gusta este lugar mamá

extraño a mi abuelita.


1993

2 WIRI-WIRI (Comentarios):