¡Un dulce, un dulce!

domingo, 3 de mayo de 2009

Trato de entender,
Me llamas como tierna luz,
Me dices a veces mami,
A veces nada, a veces me odias,
Ahora te vas, escapas a ti mismo,
Dicen que te ven pequeño,
Yo sé que entiendes mejor que nadie,
Sé que oyes lo que pensamos y lloras,
Por eso lloras, lloras y lloras,
La verdad es que no sé cómo, no sé
Como acercarme a tu noble infancia,
A tu terco corazón y a tu sentido,
A tu sentido y percepción de lo bueno
Lo malo y lo que no te gusta.
Tientas mis tinieblas con tu grito
Y mi alma con tus sollozos,
No tengo paz ni alma contigo,
Tu hermosura es manipuladora,
Tus padres son ingenuos al verte niño,
Eres más sabio que todos, Matemático,
Manejas los ángulos interiores de estos
Seres afables con tu sonrisa,
Desamparados a tu desdicha,
Calculas las distancias, relacionas
Y gritas, gritas más, por nada,
Por todo,
Y te vuelves a la vida
Y vuelves a gritar,
Quien pudiera darte
¡Un dulce, un dulce!
Una nalgada de Paz.

2 WIRI-WIRI (Comentarios):